(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "El duo con la sultana : bufonada en 1 acto y 2 cuadros"

3S57 



BIBLIOTECA LÍBICO. DRAM ÁTICA 

ARREGUI Y ARUEJ 



EL DÚO 

CON LA SULTANA 

BUFONADA EN UN ACTO Y DOS CUADROS 
original de los Sres. 

BRUNO GÜELL Y J. I: DE LA TORRE 



música del Mtro. 

VICENTE LLEÓ 

Representada por primera vez la noche del 3 de Agosto 
de 1891 en el teatro GRAN-VÍA de Barcelona 



MADRID 

SALLE DE GREDA, 15 
1894 



( J 



EL DÚO CON LA SULTANA 



Digitized by the Internet Archive 

in 20.12 with funding from 

University of North Carolina at Chapel Hill 



http://archive.org/details/elduoconlasultan25013llev 



El dúo con la Sultana 

g— . 2 

BUFONADA EN 1 ACTO Y 2 CUADROS 
original de los señores 

Ieto® Cpsilly ^ SL a it U Tom 

música del maestro 

» 



Representada por primera vez la noche del 3 Agosto 
de 1894 en el teatro GRAN-VIA de Barcelona 



- tJ£ M§^ 



"ss^r 3 



BARCELONA 

Imprenta Militar y Comercial de Calzada Hijo 
Arco del Teatro, 9, y Sta. Mónica, 2, pasaje 

1894 



PERSONAJES 



ACTORES 



Sultana.. 
Zobeida . 
Javiera . 
Una favorita 
Paquito . 
Roch. 
Sultán . 
Abdalá . 
Piilastrini 



Srta. 


Fernandez 


» 


Quetcuti 


Sra. 


Delgado 


Srta. 


Grané 


Sr. 


Mata 


» 


Oliva 


i) 


Taberner 


» 


Miró 


» 


Güell 



Favoritas, eunucos, etc., etc. 



Queda hecho el depósito que marca la ley 



Esta obra es propiedad de su autor don Bruno Güell y 
nadie sin su permiso podrá reimprimirla, ni repre- 
sentarla en España y sus posesiones de Ultramar ni 
en los países en los cuales haya celebrados ó se ce- 
lebren en adelante tratados internacionales de pro- 
piedad literaria. 

El autor se reserva el derecho de traducción. 

Los Sres. Comisionados de la Administración «Arregui 
y Aruej» son los encargados exclusivamente del co- 
bro de los derechos de representación y venta de 
ejemplares. 



. .cCb cí¡i_ _cCb. _fO» ffti jO»_ 



ACTO ÚNICO 



-^-«-«— re- 



sala árabe.— Sillón trono' á la derecha.— Puerta al foro. 



ESCENA I. 

Abdala, Favoritas vestidas á la Europea. 
MÚSICA 

Favoritas El Saltan está chiflado 

y nos quiere marear 
y ya estamos todas hartas 
de ensayar y de ensayar. 
Con meterse á hacer comedias 
y ser él su solo autor 
á las pobres favoritas 
buena lata nos cargó. 

Ab. Cantadmucbachas, 

basta de juegos, 
cesen las bromas 
y el murmurar. 
Si el Sultán llega 
y nos sorprende 
vá á darme un tute 
muy regular. 

FavSi Triste condición 

la de la mujer, 
ay, que situación 
no la hay mas cruel. 



668580 6*B43£ 



Las moras estarnos 
muy desesperadas, 
pues esta andaluza 
que nos postergó, 
es dueña de todo, 
de amor y riqueza, 
y tan solo eunucos 
nos pone en redor. 

Corre en mis venas 

la sangre mora, 

la ardiente sangre 

de este país, 

fuego de amor 

llena mi pecho 

yo necesito 

amar y vivir. 

Ardo en deseos 

constantemente; 

la privación 

no cabe en mí. 

Dorado sueño 

cruza mi mente, 

es mi ilusión 

gozando morir. 
Ab. Se pasan la vida 

quejándose así. 
FavS. Sufrir de este modo 

es mucho sufrir. 

Las moras estamos etc. 
Ab. A cantar, á cantar. 

Favs. No quiero, no. 

Ab. Veréis que lío. 

Favs. Mucho mejor. 

Ya no ensayamos mas 

vaya al diablo el Sultán. 
Ab. Esto se pone mal 

ya no insisto yo mas. 

HABLADO 

Ab. Vírgenes del harén Alá os ilumine y os dé 

muchas pesetas. 

Favs. Amen. 

Ab; Ya sabéis que la voluntad de vuestro gran so- 

berano es, que su ópera — «Las cosquillas,» 
resulte una ópera de cosquilleo, digo, una 
creación de Wagner ó Arrigo Boito y por lo 
mismo necesito yo cosquillearos á vosotras 
que sois, sus coristas predestinadas. Conque 






Una. 
Ab. 



Todas. 
Ab. 



Una. 
Ab. 



Todas. 
Ab. 



mucho ojo y oído á la caja como dicen en Es- 
paña, porqué en treinta días de ensayo aún 
no habéis podido salir del coro de la caverna. 
¿Cómo vamos á baiir, si es una caverna os- 
cura y sin escalera? 

Alá es grande... (y grande será la pita que 
van á darle al sultán si estrena la ópera...) 
Aláh es grande. (1) 
Si señor. 

Vosotras sois todas coristas, aunque os esté 
mal el decirlo y para que todo esté en orden 
Europeo, el Sultán os ha mandado vestiros 
así. Procurad esmeraros: sobre todo en el 
gran concertante de las ligas, cuando los eu- 
nucos os las atan que es cuando figura que 
os entran las cosquillas. 
Nó; si no lo figura, si es verdad. A mi hasta 
me atacan los nervios. 

Pues, procurad que el ataque no os venza, 
porque sino, el Sultán es muy capaz de inuti- 
lizaros de un linternazo. 
Si señor. 

Aquí viene. Prosternaos ante el caudillo de 
los creyentes y besad sus zapatillas. 



ESCENA II 

Dichos el Sultán y la Sultana. 
MÚSICA 



Sultán 



Yo soy el Gran Sultán 
nacido en Siambnl 
y á todo el que me estorba 
pongo de oro y azul. 
Soy gran compositor 
lo tomo del francés, 
(como Mariano Pina 
y Salvador Granes) 

Una opera escribí 
de gran aceptación, 
me río d e Chapí, 
me río de Bretón, 



(i) Cada vez que se invoca á AJáh las favoritas se inclinan profundamente y no 
se ponen derechas hasta que el Sultán se dá dos golpecitos al estómago produciendo 
dos silbidos por un aparato que lleva oculto. 



Tod. 



pues tengo yo en mis manos 

la gloria que soñé 

y si alguno me silva!... 

le arranco yo la nuez. 

Su anhelo y frenesí 

es la composición 

se ríe de Chapí 

se ríe de Bretón. 

No habrá quien su obra silve 

pues saben quien es él, 

y al que meta la pata... 

le arrancará la nuez. 



Sul. 



Tod. 

Sul. 

Tod. 



Sul. 
Tod, 



Arza y ole 
que vengan empresarios 
que tengan parné. 
Arza etc. 

Para poner las obras 
que yo escribiré. 
Para poner las obras 
que vá á escribir el. 
ole, ole, ole. 

Aláh es grande 

Chipé. 



HABLADO 



SüLT. 



Todas. 

SüLT. 

Ab. 

SüLT. 
Ab 

SüLT. 



Ab. 

SüLT. 



Sultana. 



Pues, si señor. Este soy yo. Ya lo sabéis. De- 
masiado que lo sabéis. 

(En tono estentóreo) 
¿Verdad que lo sabéis? 
Si señor. {inclinándose) 

Abadía. 

Hijo del profeta, mandad. 
Como van los ensayos ¿Como está la obra? 
En escabeche... Digo, divinamente, esencia 
de Mahoma. 

Yo si que te escabecho a tí, el mejor dia, 
truhán!!! 

{transición) 
¿Tienes un pitillo? A mi se me han acabado. 
Toma, estrella del mediodía. 
Gracias. Gudnara: Sultana favorita; andaluza 
de mis entretelas... Ven aquí... Estás dis- 
puesta á desempeñar tu papel? 
A las mil maravillas, gran señor. La música 
que tu has compuesto me llega al alma... sus 
melancólicas notas me recuerdan el limpio 
cielo de mi hermosa... Andalucía... Hay cada 
jipío que parte el alma, ¡ay ay ay! {cantando. 






SULT. 



Sultana. 

SüLT. 



Ab. 

SüLT. 



Una. 



SüLT. 

Una. 

SüLT. 

Sultana. 
Sult. 



SüLT. 



Sultana. 
Sult. 



Todas. 
Sult. 



El sultán instintivamente se da cuatro pata- 
ditas y le imitan con gran algazara las favo- 
ritas.) 

¡Claro! como que se lo he robado todo á un 
músico de por allá que dicen que es muy ca- 
ballero. De modo que te gustan mis cosqui- 
llas? 

Me distraen soberanamente... 
En ese caso ya que han llegado de España los 
artistas que envié á buscar para el objeto, 
hazlos pasar. Abdalá, y que yo los conozca. 
Voy, eminencia celestial. {case) 
Guiñara... Ven á mi seno. (Esta chica me tie- 
ne chiflado. )Déjame contemplar de cerca es- 
tos divinos oyitos que como pozos de gracia 
se hunden en tus preciosas mejillas... 
Déjame aspirar con éxtasis el aliento de per- 
fumadas rosas que sale de tu diminuta boca 
verdadero alelí carmíneo... déjame... 
(Bonito papel estamos haciendo.) Cuidado se- 
ñor que si os dejamos, vais á llegar á lo in- 
finito 

Callad... antes que á ella os hice á todas el 
discurso. 

Por eso huelga lo repitáis. 
¿Qué es esta falta de respeto? 
Suplicóos perdón para ellas. 
Es que á mí nadie me tose; y pues no quieren 
caldo, dos tazas... Abajo las cabezas, dóblen- 
se los esternones y traguen quina mis... anti- 
guas favoritas. 
{Todas *e inclinan profundamente y el Sultán 

con gran mimo dice.) 
Ven aquí estrella matutera, digo, matutina... 
Reclina tu cabeza de alado serafín sobre mi. 
enamorado corazón... tu eres mi vida... mi., 
como diría yo? mi... eso... Te amo más que 
amé á mi primera favorita.. Más que abo- 
rrecí á mi primera suegra. 
Señor y dueño. 

Tu has de hacerme Cosquillas, mi obra ma- 
gistral y has de verte aplaudida y agasajada, 
pues todos los subditos de mi imperio servi- 
rán de alabarderos, y al que así no lo haga, 
le avisaré cortándole la cabeza. Me parece 
que no puedo avisarle más finamente. Ver- 
dad mis camuesas? 
Verdad. 

Ya hacéis bien en afírmalo, sino empezaba 
mandando cortar las vuestras. 



— 10 — 



ESCENA III 

Dichos Abdalá enseguida Paquito, Roch, Pillastrini 



Ab. Gran señor! Los cómicos. 

Sult. Que pasen. Aviso importante; al primer gui- 

ño de ojos que sorprenda de alguna de vo- 
sotras con estos españoles la empalo. 

MÚSICA 

Abdala Pasad amigos 

sin cumplimientos. 
Sultana Paracen chicos 

finos y atentos. 
Pag. Que Aláh conserve 

vuestra existencia. 
Fav. (Este es un mozo 

de resistencia.)— {Por Paquito.) 
Coro Hom. {Que guapa es la Sultana, 

que feo es el Sultán; 

parece por las trazas 

que es un animal,) 
Fav. (Pero no habéis visto 

con que desparpajo 

se están él y ella 

{Por la Sultana y Paquito.) 

mirando al soslayo. 

Creo que á la reina 

le gusta el gachó 

{Por Paquito.) 

si el Sultán lo nota 

les dará un jabón. 
Sultana Aunque por mi mala suerte 

soy esclava del Sultán 

yo nací en Andalucía, 

soy nacida en Alcalá; 

el país de los toreros, 

la patria de Calderón 

y me doy tres pataitas 
¡Ay rediós! 

con re mucho primor. 

Todos ¡Viva la sangre torera 

de la barbiana! 
Tiene la mar de salero 
esta Sultana. 



— IX — 



Sultana 



Todos 



Mis penitas son más negras, 
son más negras que tus ojos, 
son tan grandes como ellos 
más profundos que su fondo. 

Al clavel de tu ventana 
ana tarde le canté: 
Bésale por mí nn la boca 
si te vá esta noche á oler. 

Viva la gracia 

de Andalucía, 
vivan los mozos 

de calla 
Viva la tierva 

de los claveles 
viva el sale 1 o 

viva la sal. 

Viva etc. 



HABLADO 

Sult. Ea, basta de zambra, Odaliscas, despejad en 

el acto. Marchad a la sala de pebeteros para 
pebeteraros. 

sopla Este debe 

Roch. (1) ¡Bufa!... Aquet mestre deu sé él pastó d* 

de este rebaño 

aquet ramat. 

(Vase el coro; la orquesta repite el motivo ante- 
rior.) 



ESCENA IV 

Bichos menos el Coro 

Sult. Conque vosotros sois cómicos? 

Paq. Artistas; majestad. 

Sult. Pues yo soy el Sultán... el autor y el empre 

sario. 
Roch. Sí; vamos, el caballo blanco. 

Sult. ¿Como? ¿que? 

que quiere decir... uva 

Roch. Uva... que vol dir raim. 



(i) Todo lo de este papel debe decirse en catalán castellanizado y para que el 
artista pueda hacerse un verdadero cargo encima de cada frase está la eqnivalente 
castellana. El autor suplica se digan cuantas sean posibles en catalán. 



SULT. 



No entiendo. 



Roch. Qu* es bestia aquet sultán. 

Pillas. No flcati la pata (á Roch) 

Sult. Ya sabéis á lo que venís: estrenareis una 

obra mía que presumo ha de gustaros. 
A mi no me duelen prendas y soltaré el di- 
nero gustosísimo en premio á vuestro talen- 
to. Pero en donde esta esto tal Pillastrini. 

Pillas. Sonó io signore 

Sult. ¡Ola! Tu eres quién se ha entendido con Ab- 

dalá para el contrato de los artistas? 

Pillas. Eco. 

que quiere desir Beco 

Roch. ¿Que vol di Beco? Si es V empresario. 

Pillas. Lachia catalanni lachia. 

este 

Roch. El poca lacha serás tu. En aquest italiá li rom- 

peré la carcanada... 

Sult. Entonces preséntame uno á uno los artistas. 

Pillas. Va bene. Y pensati cosi nel denaro porqué 
sense danaro non farano niente. 

Centella me mati si abro boca si antes no cayen-.. 

r ch. Llam me matisibadoboca,siantes no cahuen. 

(El dinero) 

Pillas. Qüeste é Paquíto. II tenore, una voche di fu- 
sile Mauser. Sara potentísimo ne la vostra 
ópera... 

lo digan los Puerto 

Roch. Y ó si nó que ho diguin els del café del Port... 

Pillas. E un tenore. . de... como se diche... de man- 
cha... é... picólo inamorato é póvero di is- 
piritu. 

Paq. Os saludo gran señor. 

Sult. Sigue sigue Pillastrini. 

Pillas. Qüesto é il baso. Un anticuo chantro di ecli- 
sia. 

poco a poco esto 

Roch. ¡Ep! ¡Poch á poch!.. axó es mentida. 

Pillas. Lachia catalanni, lachia. 

|Oh! no quiero que digas embusterias que me atrope- 

Roch. ¡Oh! no buy que diguis blavas, que 'm ferei- 

llen la dignitad. 

xin la dignitad. 
Pillas. Pichs.. E un baso molto aficionato á le mon- 
je é al vino di la vinagiera.... 
A cantato la misa di Slava é molte composi- 
cione di Chueca é Valverde. E di la térra de la 
botifarra. 

soy 

Roch. Si señor. Yo soch cátala, hijo de la Barcelo- 

neta. 
Sult. ¿Pero que idioma habla? 



13 



Roch. 

■SüLT. 

Pillas. 



Sult. 

SüLTAKA. 
SüLT. 



Pillas. 
Sult. 



Roch. 

Sult. 

Paq. 

Roch. 

Pillas. 

Roch. 

Sult. 



Roch. 

•Sult. 



entiende bastante 

¡Hombre! Be sé enten prou 1' idioma d' en Ba- 

laguer. 

Bueno sigue. ¿Y la contralto? 

Ha quedado en Belevés in casa de una patro- 

na perqué non ha pagato. E viuda di un laza- 

rone que ha pagati due puñalati in España. 

Bravo marido... (Me parece que cuentan mi 

historia) ¡Bien! Todos me gustáis... 

A mi me gusta más que todos, el tenor. 

Pues no lo catarás porqué al primer asomo 

de traición, te juro por mis babuchas que te 

corto algo importante. Pillastrini. 

Grande signore... 

Aquí tenéis la prima donna; gran donna y 

gran prima. Andaluza de la feierra de Maho- 

ma, es decir, de María Santísima y que canta 

por lo fino... de un modo que ole... viva tu... 

{dd unas pataditas) 
(No quiero perder la dignidad ni que se des- 
cubra que lo mismo tengo yo de árabe que de 
santo.) Ella se ha aprendido de mis Cosquillas 
la parte de Princesa Tuebucto, una princesa 
que ha tenido un tropiezo con uno de los prín- 
cipes del Congo. 

Centella me pana... por todas partas oigo hablar de 

Llam me baldi... per tot arreu sentó parla d' 

este Jabón. 

aquet sabó. 

De este tro iezo nació un joven llamado Nu 

vian. 

El del lustre. 

Esto si que m' hace cosquillas 

¡Axó si que 'm fá pasigollas! mira que de un 

salga fetcho 

tropieso han surti un joven ja feí. 

Lachia catalanni lachia; rispetati la mages- 

tate que donne danari. 

La primera vez 

El primé cop que 'm convenzas, señó maca- 
mudo: boca cerrada- 

rrons; mut; vetuaquí. 

Pues Nuvian se enamoró perdidamente de la 
esposa de un portero de la calle de Sevilla, la 
cual según malas lenguas amaba en secreto 
á un bombero que tenía una hermana telefo- 
nista, que amaba á su vez con toda pasión á 
un empleado en la Equitativa de los Estados 
Unidos, llamado Bristol. 

Por todo te dejo este ya '1 conejo 

Per tot te deixo. Aquet ja '1 conech; es el de la 

Zarzaparrilla. 

No lo he veriguado todavía. Pues bien, entre 



— 14 — 
» 
Nuvian y Bristol y la Princesa y la telefo- 
nista... 
Sultana. Ya lo explicarás después todo, señor de mi 
albedrio. 

esto vale más que me hagáis preparar un 

Roch. Si; axó... val mes que ara 'm feu prepara unas 

picolabis qne no que me cuen- 

monjetas ab Hornillo, que no pás que me con- 
téis cuentos de la buera del fuego 

teu cuentos de la bora del íbch. 

Sult. Ydos, pues, á descansar y á comer... mien- 

tras yo hago que preparen el jardín para el 
ensayo. 

Pillas. Má la moneta. El denaro. 

Sult. Mandaré que os den cinco mil pesetas. 

Pillas. Molto bene. (Daró centi peseti á cada uno é il 
restante per le molti inglesi que tt>ngo in Ita- 
lia. 
(En esto la Sultana está hablando con Paquito) 

Sult. Vamos. (medio mutis) 

Paq. (á Sultana) Yo me quedo: luego iré... con 

vuestro permiso. 

Sultana. Tu lo tienes, pero ven pronto cristiano. 

Sult. (desde el foro) ¡Eh! Que estamos haciendo el 

Bocaccio y no quiero estar en la higuera. 

Sultana. Es, Señor, que suplico al tenore me ensene la 
cabaleta de vuestra obra maestra. 

Sult. Si no es más que eso... (Me escamo, me esca- 

mo.) Vamos. 



ESCENA V 



Paquito luego Zobeida 



Paq. 



Zob. 
Paq. 
Zob. 
Paq. 
Zob. 



Paq. 
Zob. 



Me parece que la Sultana me mira con bue- 
nos ojos. Y es una mujer de primera. No se 
crían así por los campos de Teruel. ¡Ah! otra 
mora 

¡Cristiano!!. 
Y es guapa también. 
Eres bello como el sol de Mediodía. 
Muchas gracias.— Me hecha piropos. 
Tus ojos son azules como el lago de cristal y 
tus labios purpurinos como los Terebintos de 
Judea. 

Un poco menos... 

Tu voz melodiosa y armónica como los soni- 
dos de la guzla. Eres hermoso... ideal... 



— i5 — 

Vaq. Esta mora habrá leído mucho á Pérez Es- 

crich: 
Zob. Te amo cristiano. 

Paq. ¡Caracoles! 

Zob. Te amo. Te vi al llegar, desde el minarete de 

mi estancia y sentí brotar una chispa. 
Paq. ¡Canastos! También eso... 

Zob. Júrame fidelidad eterna. 

Paq. Bueno, bueno. 

Zob. Que resistirás á las seducciones de las otras 

favoritas. 
Paq. Pero donde estoy, Dios^mío, esto es Jauja. 

Zob. ¿Lo juras? 

Paq- Bueno yo que pierdo; juro y abrazo. 



ESCENA VI 

Dichos y Abdalá. 

¡Que veo! El tenor en brazos de una de las 
favoritas. Os cojí. 
¡Alá me valga! 

No sabes, desdichado, que el Sultán es un mo- 
ro que ni el de Venecia. 
¿Bueno y que? 

Que has abrazado á su mujer número ocho 
cientos ocho. 

¡Hombre! ¡Uno que sabe! Haberle puesto el 
número en la frente. 

Y como yá he observado que también te gus- 
ta la Sultana número uno,.. 

¡Hombre! que observador eres. Déjalo chico, 

lo que no se cueza para tí. 

Es que el Sultán es muy bruto, mejorando lo 

presente. 

No, no mejores; yá está bien. 

Y si llega á husmear la más mínima, te esca- 
becha. 

No, pues, no le resultaría. La carne de cómico 
ni para eso sirve. 

Cuidado cristiano porque andas cerca de me- 
terte en una lata. 

La lata me la das ahora con tu palabrería. 
El Sultán... 

Calla, Abdalá, no seas tonto. Guarda el Silen- 
cio, que un día ú otro hallarás la compen- 
sación. 



- i6 - 

Ab. Callóme, pues, y me marcho. 

Paq. Y yo también. 

Zob. Recuerda tu juramento. 

Paq. Tuyo hasta la coronilla. 

Zob. ¡Tus brazos! 

Paq. Sin cumplimientos. 

{Permanecen abrazados. Hondo suspiro de Zo- 
beida, larga pausa.) 
Zob. Cristiano, tienes mi alma. 

(mutis jugado) 
Paq. Algo es algo. Hasta después. 



CUADRO SEGUNDO 



Jardín á todo teatro, taburetes y divanes, á la derecha 
solio de tela árabe. 



ESCENA VII 
Roch y Favoritas. 

MÚSICA 

Roen. No he visto anas mozas 

que me gustan mas 
son las mas bonitas 
que vi por acá. 

Fav. Como nos divierte 

éste catalán. 

Roch. ¿Pero, prendas mías 

no sabéis bailar? 

En Cataluña 
he visto yo 
bailar las mozas 
con gran primor 
una sardana 
baile especial 
que dio renombre 
al Ampurdán. 



Fav. 



Roch. 



_ 17 - 

Vamos á ver el baile 
De la Sardana 
Porque ya de bailarla 
Yo siento gana. 
Formad un corro 
Sin dilasión 
Y haser bien todas 
Lo que baga yo. 



(Bailan.) 



HABLADO 

Esta manera de bailes los de la mía 

Roch. Aquesta mena de balls son 'ls de la meva 

tierra 

térra. 
Una. Son bonitos. 

vosotras sois muy tiernas no 

Roch. Oh y airosos vosaltres sou masa bledas, no 

podéis bailarlos bien 

podeu bailarlos bé. 
Una. Tu enseñarás. 

paja dice 

Roch. Ab paciencia y palla diu que maduran, pero 

vosotras sois muy 

vosaltres sou mol verdas. 
Una. Como 

Bobas: 

Roch. Tobas. ¿Como se dice? Tubuas, tibias tabuas 

tébias 
Una. La Sultana. 

Pues guillando hicieses 

Roen Donchs guillando, que no 'm feseu compro- 

Relámpago 

meter. ¡Llam me baldi quina mossa! ¡quina 

piel esto, No te lances Roch. 

pell!.. Axó es canela. Roch no 't llensis... 

que á los moros ais hi gusta carne fresca, y si '1 Sultán receleba 

que... aquets mozos els agrada al sanchy fet- 

se 'm comía á la paella. 

che y si lo Sultán ho ensumaba, s' em men- 
jaba á la paella. 



ESCENA VIII 

Sultana, enseguida Paquito 



Sultana. No veo aquí el joven 
que busco yo ansiosa 
y no le he encontrado 
por tode el Harem. 



— Ib — 



Paq. 

Sultana. 

Paq. 

Sultana. 

Paq. 

Sultana. 

Paq. 

Sultana. 
Paq. 

Sultana. 

Paq. 

Sultana. 

Paq. 

Sultana. 

Paq. 

Sultana. 

Paq. 

Sultana. 

Paq. 

Sultana. 
Paq. 



Sultana. 
Paq. 

Sultana. 
Paq. 

Sultana. 



;Ah! ¡viene! contemplo 
su faz deliciosa. 
¡Mancebo! 

¡Demonios! 
Acércate... ven... 
¡Es ella! 

Te espero con gran impaciencia. 
Me gusta esta chica, que está superior. 
Me atrae y cautiva tu hermosa presencia. 
(Dos declaraciones) No hay suerte mayor. 
Te amo Sultana (Le ahorro camino) 
¿De veras? 

No dudes; me muero por ti. 
Amarte es migloria.mi solo destino. 
Trapacero. 

Jurólo. 

No jures así... 
yo soy andaluza. 
Que viva tu mare. 

En un viaje á España me trajo el Sultán. 
Te adoro, permite que te lo declare. 
Me das gusto en ello. 

¡Cristiano truan! 
Huyamos. 

No; ¡nunca! 
Vendrás á mi tierra. 
La tierra del morro. La noble Aragón. 
Si el moro supiera. 

Ya nada me aterra. 
Le rompo las muelas con un mojicón. 
¿Te vienes? 
No luches. 

Estoy decidido; 
bajel nos aguarda. 

No puedo partir. 
¡¡Morena!! ¡¡Me engañas!! 
Amor no has sentido. 
¡Intenso! Deseo contigo morir. 



MÚSICA 



Sultana 
Paq. 

Sultana 
Paq. 



No abuses Paquito 
de que soy mujer. 

Te vienes conmigo 
deja ya el Harem. 

Soy fiel porque quiero 
tu muerte evitar. 

A mí no me aterra 
tu fiero Sultán. 



- T 9 - 



Sultana 



Paq. 



Sultana 
Paq. 
Sultana 
Paq. 

Sultana 
Sultana 



Paq. 



Sultana barbiana 
mujer ideal 
accede á mi ruego 
no dudes ya más. 
Contigo, mi vida, 
seré muy feliz 
partamos al punto, 
huyamos de aquí. 

Que pretensiones 
tienes tan locas 
¿cómo contigo 
yo he de partir? 
No mo intimida 
que me sorprendan; 
lo que yo temo 
solo es por tí. 

En mi amor fía 
prenda adorada, 
no has de apartarte 
ya más de mí. 
Nada te asuste, 
no temas nada: 
dispuesto á todo 
yo estoy por tí. 

No me tientes. 

Eso quiero. 
No seas loco. 

Cede yá. 
Me amas mucho? 

Te lo jnro, 
pero huir eso jamás. 

Ardiente mi pecho 
ansia no más 
romper estos lazos 
y amar de verdad. 
Tu amor dueño mío 
me haría feliz; 
más es imposible 
no parto de aquí. 

Sultana barbiana 
mujer ideal 
accede á mi ruego 
no dudes ya más. 
Contigo, mi vida, 
seré muy feliz 
partamos al punto, 
huyamos de aquí. 



— 20 



Paq. 
Sultana 

Paq. 



Sultana 



Paq. 

Sultana 



Es que no me amas! 
Eso jamás 
parto contigo. 
¡Feliz serás! 

Siempre juntitos, mi vida, 
felices vamos á ser, 
tu allí serás mi Sultana 
y yo tu esclavo seré. 
Será mi dicha completa 
pues yo ambiciono no más 
el mirarme en esos ojos 
que irradian felicidad. 
Cállate 
por favor 
que me abraso de amor 
si nos vieran aquí 
pobrecita de mí. 

Calla vamos pronto 
que pueden llegar. 
No te inquiete nada, 
mi felicidad. 

Siempre juntitos, etc. 

Siempre á tu lado mi vida 
que feliz que voy á ser, 
serás mi dueño adorado 
y yo tu esclava seré. 
Será mi dicha completa 
pues yo ambiciono no más 
que no me olvides, mi vida, 
jamás. 



ESCENA IX 

Zobbida luego Roch. 



HABLADO 

Zob. Que miro, la favorita 

de amores con el tenor. 

Me lo roba la maldita... 

tu me quitarás mi amor; 

másyo poco he de valer 

si es que, quieras ó no quieras. 

á esa imperfecta mujer, 

no pongo á cuarto las peras. 



— 21 — 



Avisar quiero al Sultán 
para que lo vea él mismo, 
y á la dama y al galán 
rompa á la par el bautismo. 

Chica Sambomba 

Roch. ¡Noya! ¡Rellamps y que es caya! 

Zob. ¿Que quieres? 

Nada de malo 

Roch- Res, si 't reputxas. 

Zob. Ardo, Cristiano. 

Recalo que te pasa que 

Roch. Donchs... dutxas, 

per apagarte. 
Zob. ¡Malhaya! 

Roch. No te lo prenga<* tan fuerte 

mira que 't desflorirás. 

Ven conmigo. 
Zob. Suelta, atrás. 

Solo deseo la muerte. 

Relámpago cuanta furia 

Roch. ¡Que no las fort! ¡Vaya uns estrips!! 

Zob. Estoy loca. 

Como? Que dices? Atrás 

Roch. ,¡Manaü ¡Apartat! 

Zob. ¡Me la como viva! 

Harás 

Roch. ¡¡Afartatü 

un moricidio Una injuria. 

qu' ara tocan áganyps. 
Zob. ¿Sabes que son celos? 

Mucho 

Roch. Massa. 

Zob. ¿Sabes que es amor? 

Bastante 

Roch. Prou, prou, 

y se que el tenor tunante 

y se que t' amagan 1' ou. 

Te hace un mal arrechucho. 

Zob. ¿Como? 

Roch. Que t' enseran. 

Zob. Pasa 

por mi ser, la hiél amarga 
de la envidia y el rencor. 

pierses cuan 

Roch. No hi pensis; si ab 1' tenor 

fueras 

foras un burro de carga; 

mucho palo, y poca plata 

drop, miseria, pochs dinés. 
Zob. Con él, pan solo y cebolla. 

Compañía 

Roch. Vaya noya buscat eolia, 

veo que metes la pata 

veig que no fas gaire '1 pés, 
conmigo fas bueno y santo 



— 22 



ZOB. 

ROCH. 
ZOB. 

Roch. 



ZOB. 

Roch. 



ZOB. 

Roch. 

Zob. 

Roch. 



Zob. 

Roch. 

Zob. 

Roch. 

Zob. 



que soy un chico de empuje; 
cuan una voz, que hasta cruje 
el trayato cuando canto; 
y gano mucho cacao; 
y soy estrecho y sumiso 
y estarías en un piso 
del Ensanche mol salao. 
No te enfiendo. 

lentes 

Compra ulleras. 
¡Zafio! bruto. 

No t' ho passo 
que ara no mes viene el caso 
que te quero y tu ma queras 
y si ma dices que sí, 
nos partimos. 

¡Cómo! 

Queso, 
Que tengo un mundo muy grueso 
y si te vienes cuan mi 
ta meto dentro, t' facturo 
com quipatje de persona 
y te anvío á Barcelona 
encima un barco de zuro: 
llegamos, vemos mi madre, 
li digo el caso que paso 
y nada, mora, qu f em caso 
y 't batejo. 
Ya hablaremos. 
M' interesa. 
Primero vengarme 

¡Cá! 

sido 

may ha estat un cátala 

platu de segunda mesa. 

Vienen todos. 

Si; á ensayar. 

Pues calla. 

Si m' don la gana. 

¿Y ese pillo va á cantar 

el dúo con la Sultana? 



— 23 — 

ESCENA X 

-Dichos Paquito, Sultán, Sultana, Pillastrini y coro. 



HABLADO 

Sult. Vaya, idos colocando que el ensayo de mi 

ópera vá á empezar. Tu á mi lado Guiñara. 
Tu, tenor lo más lejos posible por ahora; y 
tu Pillastrini, á ver los toros desde la ba- 
rrera. 

Zob. ¡¡Los toros!! hay presentimientos. 

Pill. Dove volete mió signore. 

Sult. Aqui á mí lado dirigiendo la escena. 

Pill. Sta bene. 

que hacemos de aquello. 

Roch. Noya, ¿que fem de alió? 

Zob. Cállate. 

Romances Que tuna que eres 

Roch. ¡¡Romansosü Que n' ets de tuna. 

Paq. ¿Empezamos? 

Sult. Vamos allá: Empieza la ópera con un fuerte 

(Golpe de bombo) 
de trompetas y timbales. Sale la Princesa y 
príncipe, y lo primero que hacen es abrazarse 

Me parece que empieza muy fuerte. Que 

Roch. ¡Me sembla que comensa massa fort!! ¿Qué 

hacemos rata de aquello. 

fem d' alió rata? 
Zob. Por ahora nada. 

sabes pierdes Cuanto se hablaría 

Roch. No saps lo que t' pers... Quina anomenada 

de tí en Barcelona cuan 

agafarías per Barcelona si t' casabas ab mí. 
Sult. Bueno; el abrazo es estrecho largo y profun- 

do.... luego entra el dúo, el gran dúo; cantáis 
los dos y el bajo que os acecha, canta tam- 
bién. 

entiendo dice 

Roch. ¡Ah! ya entench perqué s' en diu al gran dúo; 

esto ya hace moro. 

perqué hi cantan tres... axó ja fa moro. 
Sult, Andando á empezar. 

{fuerte en la orquesta, Paquito y Sultana se 
arrojan en brazos uno de otro.) 
Sult. Alto, esto no es un abrazo, esto es el dislo- 

que. 
Roch. ¡Déjalos! Paor para ellos perqué ab aquesta 

calor que hace suarán la cansalada. 



— 2 4 — 



SüLT. 



ROCH. 



SüLT. 

Sultana. 
Roch. 

SULT. 



¡No quiero! ¡no me dá la gana! soy muy ce- 
loso, soy un tigre. 

fresco. 

Si que está fresch. Ya se sabe que 'ls mari- 
dos de las cómicas tienen de hacer la vista 
gorda. 

¡Otra vez! ¡Y cuidado! 
No te apures monín, que solo te quiero á tí. 

Esta Le engaña- 

¡Malo! ¡Monadetas! Aquesta sócia ¿ ! encera. 
A ver el fuerte de orquesta. 

{Repite el fuerte de orquesta) 



ESCENA XI 



Dichos, Abdalá 



Abda. ¡Señor! acaba de llegar la contralto. 

Sult. Pues alto otra vez; recibamos primero á la 

otra diva, que pase. 



ESCENA XII 

Dichos, La tía Javiera. 



Javie. Buenos días. 

Roch. Ola señora Reparada. 

Javie. javiera. 

uno 

Roch. Tot es hú. 

Pillas. ¿Avete trovato la casa? 

Javie. He preguntado á los vecinos y me han dicho 

que era esta. 
Sult. (¡El sonido de esta voz!) 

Pues llega á punto órgano. Ahora empe- 

Roch. Dons arriba á punt de orga. Ara anem á co- 

zábamos 

mensa 1' ensayo. Entrabam á la sanfaina. 

Pillas. Sinfonía; no ficati la pata; como se coneche- 
te que sete de la Barceloneta. 

Javie. Ay señores si ustedes supieran lo que he des- 

cubierto. 

romance han 

Roch. ¡Algún romanso! aquesta dona sempre m' 

traye nuevas. 

porta de novas. 



- 25 — 



Pillas. Dichi dichi tía Javiera. 

Javie. Que mi marido, el pillo de mi marido está 

por estos andurriales. 

Pillas. Come á saputo. 

Javie. En Belabés lo he descubierto porque cuando 

desembarcó fué á parar á la misma casa de 
huéspedes en que he estado detenida y á las 
indagaciones que conmigo ha hecho la justi- 
cia, se ha venido en conocimiento que yo 
era la mujer del que hace diez años estuvo 
allí y se marchó sin pagar la paírona. 

Sult. ¡¡Divino Mahomaü ¡qué escucho! no hay 

duda. 

Javie. Debe andar por ahí convertido en moro. ¡No 

lo extraño! ¡Era tan aficionado á las turcas!! 
Pero si lo encuentro lo degüello. 

Sult. (¡Conserva el mismo genio!) 

Javie. A ver dónde está el empresario; quiero ha- 

blar con él, para que me ayude en mis pes- 
quisas. 

Pillas. Calmi, calmi, il impresario set il sultani, é 
non fato di criadi por lei. Prima la prova, 
dope il marito. 

Javie. Que prova... ni que ocho cuartos; buena es- 

toy yo para cantar con la hidrofobia que 
tengo. 

ha esta la mandemos 

Roch. Lo millo será que aquesta dona la anvien 

á Barcelona al Parque ab en Farrán. 

Pillas. Bene bene. Dopo dopo. Repitamo... tuti se 
farano, Orchestra. Tenore, prima donna. 
Andiamo, avanti la prova: un, due, tresi... 
(Fuerte en la Orquesta. En esto la tía Javiera 
que ha dado vueltas por el escenario ve al Sul- 
tán y reconociéndolo se hecha encima de él.) 

Javie. ¡Ah! miserable, aquí está Lo degüello lo de- 

güello.... 

(Gran barullo. El sultán huye pe^o se coje á su 
alquimer Javiera, á las faldas de Javiera otro 
y así sucesivamente cojidos todos menos Pa- 
quito, Roch, Zobeida y Sultana dan vueltas por 
el escenario y se van. Gran escándalo.) 

Sult. Me conoció. Huyamos. 



— 26 — 

ESCENA XIII 

Paquito, Roch, Sultana y Zobeida. 



Paq. La ocasión la pintan calva 

y tenemos la ocasión. 

Partamos. 

Sultana. Sin dilación 

Tuya soy. 

Andamos 

Roch. Au mosca balva. 

Podemos marchar; lo ves 

Ya podém guilla: ya ho veus, 

de éste no has de hacer cuenta. 

de aquet no ten pots fe conta. 
Zob. Infame. 



Roch. 


No sigas tonta 


Zob, 


Marchemos. 


Roch. 


(á Paq.) Ya som deis teus. 


Paq. 


¿Venis también? 


Roch. 


A mes corra. 




Aquí 1' Empresa s' estronca. 




¿Sentiu?... aneara hi ha bronca. 


Paq. 


Andando pues. 


Roch. 


¡Se m' ocorra 




una cosa! ¡Quin compromis! 




No podem marchar. 


Sultana. 


¿Por qué? 


Paq. 


¿Qué pasa? 


Zob. 


¿Qué hay? 




nada 


Roch. 


Casi ré, 




que no teñimos pañis. 


Paq. 


¿Qué es? 




camueso 


ROCH. 


Dinero talos. 




quieres ir sin 




¿ahont vols ana sense plata? 


Zob. 


Yo tengo mucha. 


Roch. 


¡Si rata!... 




que eres tajada sin hueso 




¡Tu si quets un tall sense os! 




Con dinero 




Ab dinés y dona guapa 




ves qui m' ampeta la basa. 




Ara vaurán 'ls de casa 




que soch un mozo de chapa. 


Paq. 


¿Qué hacemos? 


Roch. 


Corriendo 



27 — 



Paq. 


Cap al vapor desseguida. 
¿Me quieres? 


Sultana. 

ROCH. 
ZOB. 

Sultana. 
Roch. 


Más que ámi vida. 
Si, aneuvos entreteniendo, 
Ya vé '1 burot. 

Abdala, 
Nos descubrió. 
¡Liamp 1' escaudi! 


Sultana. 
Roch. 


Fugim. 
Por aquí. 

(á Abdala que está dentro) 
¡Gribaldi! 

Da 

Dona expresiones al papá. 

{Rumor fuerte á taparte opuesta ala que supo 




Zob. 
Roch. 


ne viene Abdala) 

Ah por aquí es imposible. 

Dos que fem ¡vatualisto! 



ESCENA XIV 



Dichos, Abdala. 



Ab. ¡Alto. Huíais! Yo lo he visto. 

el sorno- 

Roch. Fes '1 quer. 

Ab. Esto es horrible. 

Así enganyar al Sultán. 

Roch. ¿Y tu quechi tienes que ver? 

Ab. Es que adoro esta mujer, 

y no me la rob?rán. 
Es que de amores me abraso: 

Zob. ¿Tú? un eunuco.... 

Ab. Basta r ya. 

Oye. 

(Se aproxima al oido de Zobeida y supone de- 
cirle algo mientras el oboe entona un caracte- 
rístico canto.) 

Zob. Que horror... ¡Abdala! 

¡Si él lo sabe! ¡Grave caso! 

(Percíbese rumor más fuerte) 

Roch. El Sultán viene. 

Paq. Partamos. 

Ab. No será. (interponiéndose) 

rajo 

Roch. (sacando un cuchillo) Fuig ó t' estripo... 

Ab. Alá me valga. 

Roch. ¡Quets tipol 



— 2» — 

(Juego de cuchillo saltos y esgi ima Ábdálá se 

defiende con una zapatilla.) 

Paso. 

Sultana. Ya está. 

Pues huyamos. 
(Los cuatro desaparecen corriendo Abdalá se 
queda alelado luego rehaciéndose dice los si- 
guientes versos) 

Ab. Huyeron .. No, no ha de ser, 

corro tras ellos... me lanzo, 
voy á ver si les alcanzo. 
Mía será esta mujer. 

(vdse corriendo) 



ESCENA XV 



Pillastriw, Sultán, Javiera, Favorita y Eunucos. 



SULT. 


Cesa ya de perseguirme. 


Javie. 


Te cojí al fin. 


Pillas. 


Cuanti escándalo 


Javie. 


Infame, perjuro, vándalo. 


SULT. 


¡Ya no puedo escabullirme! 


Javie. 


¿Cómo lo hiciste, truán, 




por convertirte en Sultán? 


Sult. 


Esto lo sabe el autor. 


Javie. 


Pues le diré á éste señor 




que, aunque no le dé la gana, 




desde hoy me hago Saltana. 


Pillas. 


Y lo farano. Credete 




perqué lui sete un pobrete. 


Javie. 


Pues siendo asi cantaremos 




la ópera. 


Pillas. 


Y cobraremos.... 


Javie. 


Todo lo que hay que cobrar 




Ahora yo mando ensayar. 


Pillas. 


Andiamo. 




(Fuerte de orquesta) 




Tenore, basso. 




No si trovan. 


Javie. 


Vaya un caso. 



— 2 9 



ESCENA ULTIMA 



Dichos, Abdala, 



Ab. 

SULT. 

Javie. 

SüLT. 

Javie. 

SüLT. 

Javie. 



Pillas. 
Javie. 
Pillas. 
Sult. 



Señor. La Sultana, Zobeida, el Catalán y el 
Aragonés, acaban de partir para España. 
Pues me han partido por la mitad. 
¿Por qué, Morrongo mío? 
Pues ahi es nada. Me quedo sin cómicos sin 
ópera y sin favorita; tres desgracias. . 
Pero con tú mujer. 
(¡Y una sola calamidad!) 
Además, no hay que apurarse: queda Pillas- 
trini, quedo j-o y tu ópera se cantará. Noso- 
tros inventaremos artistas. 
Eco: é la cinque mile peseta. 
Para tí solo. 

Brabi. Va bene io me facho moro. 
Pero así no ha de quedar; 
fin requiere todo mal, 
y si no empezó que acabe. 
A ver si hay quién me alabe; 
un aplauso por final. 



TELÓN 




Advertencia 



Los materiales de orquesta de esta obra, pue- 
den facilitarlos los archivos de los Sres. D. Án- 
gel Guix, Tallers, 27, Barcelona, y D. Abelardo 
Herrero, Colón, 16, Valencia. 




dk 



i \n %m> mMu 



Os damos gracias por el cariño con que ha- 
béis ejecutado esta obra. Sin vuestra eficaz 
cooperación hubiera resultado sin resultado. 
Entonces no habría habido caso. 

Ahora recojed el fruto de vuestra sabia, el 
agradecimiento y sincero afecto de vuestros 
afectísimos S. S. 



J..OS AUTORES 



V